Cuando descubres en tus curvas infinitas posibilidades, comprar ropa se vuelve más fácil y divertido

 

Para serte franca, nunca me gustaron las medidas.
Todo lo que tenía que ver con este tema, así como el de subirme a una báscula,
me suponía una inquietud y malestar que me duraba días y que sólo servía como alimento de todas esas frases destructivas que flotaban en mi mente y me hacían sentir que nunca encajaría en ningún lugar.

 

Aquello era parte de la tortura china a la que me sentía sometida al salir a comprar ropa.
Me sentía tan mal, que la forma que encontré de abstraerme de eso, fue evitar pensa en ello, aunque implicó ignorarme totalmente.

 

¿Te ha pasado a ti?

 

La verdad es que, mientras más aprendes que conocerte a ti misma es una bendición,
todo a tu alrededor cambia y cuentas con recursos que te van ayudando a comprender que, tu cuerpo y sus medidas no es que están mal, sino que por el contrario, te van demostrando que siendo como eres, te corresponde un lugar único y especial dentro del inmenso universo femenino que te rodea.

La talla es un número, así como lo son las medidas y los kilos, no dejes que eso te detenga

 

Yo sé que nos han metido mucho en la cabeza aquello del cuerpo perfecto, ¨La chica de 10¨ y las proporciones ¨ideales¨ que según la sociedad deben llevarte a ti a luchar a toda costa por llegar a esa supuesta perfección.

 

Por fortuna las cosas han ido cambiando un poco y ahora contamos con puntos de vista diferentes respecto
a la gordura o flacura y se va dejando entrever, que las mujeres tenemos todo el derecho de elegir libremente
sobre nuestro cuerpo y que, sin importar cómo éste sea, podemos relacionarnos con él de una mejor manera
y desde el amor, establecer vínculos sanos en la preciosa carrera que significa el encuentro con nuestro ser interior.

 

En pocas palabras, basta ya de sentir que no nos toca ser admiradas porque estamos pasaditas de peso y que sólo les corresponde a las flacas ese privilegiado lugar.

 

La cuestión es que sí hay que aterrizar las medidas que te conforman y usar esa información a tu favor,
porque, aunque aún no lo veas, gozarías de muchas ventajas:

 

1.- Ir a comprar ropa sabiendo tu talla y tipo de cuerpo, te evitará muchas molestias y dudas frente al probador.

 

2.- Te vas a llevar a casa algo que sí te vas a poner y además, ajustada a tu figura real.

 

3.- Ahorrarás dinero haciendo compras inteligentes, orientadas 100% en ti y tu estilo personal.

 

4.- Se te va a ir quitando ese miedo por salir a buscar qué ponerte.

 

Créeme, lo vas a comenzar a disfrutar.

 

¿Cómo se toman esas medidas corporales y para qué?

 

La talla se saca midiendo tu cuerpo en diferentes áreas, se comienza por los hombros, el busto, la cintura, las caderas
y el talle (que es el largo de tu torso).

 

Esos resultados anótalos bien, porque serán una guía de referencia para ti, como parte del proceso de autodescubrimiento
que estás viviendo.

 

Ahora bien, seguramente sabes que dependiendo del país se le da un número diferente y hasta letras a los resultados que hayas sacado con tu cinta métrica o medidora, por ellos no debes infartarte si estando en otro país, nomás no encuentras la que te corresponde.

 

Recuerda que son sólo números, y es mejor buscar por lo que mejor te queda, que enjuiciarse por los resultados.

 

Te dejo esta tabla de medidas que de seguro te va a ayudar bastante a que veas tu cuerpo desde otra dimensión, conocerte es empoderarse.

 

 

Tipo de cuerpo o figura para todas

Otra de las cosas que hay que tomar en cuenta es que, nuestro tipo de cuerpo, curvilíneo y exuberante,
tiene una característica especial que va acorde a tu figura y por ende, no debemos caer en la provocación de pensar que
la medida es suficiente para conseguir que nos quede la ropa de un sólo jalón.

 

Existimos mujeres plus size que tenemos dos tipos de talla, una de la cintura para arriba y otra
de la cintura para abajo, eso ha significado para mí una locura a la hora de conseguir lo que me quede bien,
pero también me ha ayudado a aprender a sacar provecho de ello.

 

Como ves, me voy reconociendo frente al espejo cada vez más y tú también lo harás.

 

-Sé lo que estás pensando- que es difícil atinar con la talla adecuada cuando somos XL por los cuatro costados,
pero puedes irte acercando un poco más teniendo el conocimiento de tus centímetros, te lo prometo.

 

Y aquí va otra de las grandes cosas que conseguirás tomando como base las medidas y es tu tipo de cuerpo:

 

¡Identificar tu figura!

 

Existen cinco tipos de figuras fundamentales que se trabajan en la asesoría de imagen personal y son:

 

Reloj de arena: Proporciones corporales muy parecidas entre hombros y caderas, con un cintura más pequeña.

 

Pera: Hombros estrechos, cintura estrecha y caderas anchas.

 

Triángulo invertido: Los hombros son más anchos que la cintura y las caderas.

 

Rectángulo: Proporción casi igual entre hombros, cintura y cadera.

 

Manzana: Hombros y caderas proporcionados y cintura abultada.

 

 

Mira aquí la imagen de los tipos de figura que existen y que es muy bueno revisar para que te puedas identificar con el tuyo.

 

Para todos los cuerpos hay piezas claves de ropa, sólo basta que aprendas cuáles son.

 

Finalmente te recomiendo que te mires mucho al espejo, sin juicios, descubre las emociones que despierta ese encuentro
y vete descubriendo poco a poco.

 

Estás en el camino de volverte una diosa y todas las herramientas son válidas para lograrlo

Sabes que cuentas conmigo en el proceso.

Un besito

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2017-06-29T18:33:46+00:00

Leave A Comment