Razones por las cuales tu imagen personal es el reflejo de tu ser interior

Comienza el viaje de tu transformación mirándote desde adentro

 

No sé si te ha pasado, pero a mí me ha costado bastante tiempo encontrar la manera de poder expresar quién soy a través de mi imagen personal. Aparte, no soy la mujer de la talla chica de la revista de moda y vivir con eso evidentemente iba a ser un buen tema para desarrollar durante toda mi existencia frente a un psicoterapeuta.

Lo que hace la diferencia en mí en este momento, es que decidí un buen día unir todas las fuerzas y redirigir mi atención hacia lo bueno y no hacia lo menos agraciado de mi cuerpo y estoy en mi propio camino de brillar como nunca antes.

Quiero contarte algo más, cuando trabajé en oficinas corporativas, me vestía como según yo, era ese ambiente y cuando me hice independiente, me mantuve en ese “estilo” que para nada reflejaba mi personalidad creativa, en cierta forma, estaba yendo en contra de mi propia naturaleza por no saber como hacer esos cambios, que ahora veo como la forma más coherente de demostrar mi autenticidad.

Lo que me pasaba es que me estaba olvidando de algo esencial en la vida de cualquier persona: Mi imagen personal era vacía y no comunicaba nada. Yo era la “copia” del estilo de otras.

Tu ser más íntimo, se expresa todo el tiempo de diferentes formas, hasta en el más mínimo detalle

La verdad más grande es que la imagen personal se refiere a lo que somos y de qué manera lo queremos expresar para relacionarnos con el mundo.

No se refiere a un cuerpo esbelto, ni al maquillaje o peinado en específico, se trata de esa primera impresión que queda grabada para siempre y nos abre o cierra puertas, así de simple.

Y sí, sé que muchas de las interpretaciones que tiene este tema, es creer que si te enfocas un poco más en lo que está de moda o el color de la temporada, te verás como una mujer frívola que no tiene nada de inteligencia u otros atributos, pero créeme, no es así.

Darte cuenta de lo que mejor te va según tu cuerpo, estatura, forma del rostro y hasta de tus actividades diarias, es demostrar tu amor por ti misma y parte de las cuatro maneras que tenemos de comunicarnos que van más allá de la verbal.

Cuatro caminos, cuatro formas de comunicarte

Imagen personal es tener conocimiento total de tu persona, tu cuerpo y sus virtudes para poder sacarle el mejor partido.

Como te decía, lo que estás mostrando sin mediar palabra va mucho más allá de esta falsa creencia de que sólo se resume al vestuario, pues es un todo, donde convergen, tu ser interior y el exterior.

Es decir, que trata de nuestros gestos, sonrisa, el tono de voz, el lenguaje corporal y el trato que le damos a los demás.

 

canales-comunicacion-imagen-personal

Se refiere también a la higiene y al cuidado en general que nos damos y esto incluye además, el trato que te das a ti misma, porque tu voz interior también cuenta en este conjunto de cosas que conforman tu imagen personal.

Frases como ¨La primera impresión es lo que cuenta¨ o ¨Una imagen vale más que mil palabras¨ son muy ciertas y que tú encuentres la forma de poder comunicarte a través de tu personaes el primer paso para que consigas sentirte cómoda, segura y confiada de que estás expresando de manera adecuada y coherente, tu esencia y personalidad.

¿Cómo lograr esta congruencia en tu mensaje personal?

Como todo en la vida, es cuestión de decidirlo. Una vez que lo hayas hecho, quiero sugerirte algunas ideas de cómo puedes ir haciendo esos pequeños cambios a tu favor.

PASO 1

Descubre tu momento presente

Es importante que veas en qué momento de tu vida estás actualmente, cuál es esa voz interior con la que te hablas cuando te observas.

Mírate al espejo con detenimiento, obsérvate en silencio, toma papel, lápiz y apunta:

a) ¿Cuáles son aquellas cosas que quisieras modificar y de qué tratan?

b) ¿Son reales y posibles o se trata de fantasías?

c) ¿Estás contenta con tu actual estilo, sientes que te refleja?

d) ¿Puedes identificar tus fortalezas y debilidades con respecto a este tema?

e) ¿Qué quisieras aprender o mejorar?

f) ¿Qué te cuesta más a la hora de vestirte y prepararte para salir?

Este ejercicio aclarará un poco más tu panorama, tómate tu tiempo y sé amable contigo misma.

PASO 2

Revisa tu guardarropa

No te vayas a asustar, pero el ropero habla y aparte de eso, es un chismoso.

Una vez que te hayas ubicado en tu momento presente, tienes que ir al guardarropa y revisar. Identifica qué ropa te queda, cuál no, qué talla es, ¿Es para tu momento presente o pertenece a lo mejor a cuando estabas embarazada y nunca la sacaste de ahí?

Date espacio para hacer un reconocimiento temporal y ubica esa ropa con tu momento actual.

PASO 3

Analiza tus colores

Sí, ya sabes que este tema es el mío de principio a fin, porque los colores son un poder (No me cansaré de decírtelo).

Seguramente ya tu ropero habló y te está diciendo que te vistes de negro, gris, café o azul marino todo el tiempo y que aquella blusita amarilla jamás te la pusiste porque no crees que ese color te queda bien.

Justo para eso es este ejercicio.

La Imagen Personal comienza por verte a ti misma con diferentes ojos.

PASO 4

Coteja tu lista del principio

Esto quiere decir que compares si tus argumentos del momento presente corresponden a lo mismo o si cambiaron algunas cosas después de haber hecho estos ejercicios.

Me gustaría mucho que me comentaras tus dudas, sentimientos y deseos.

Y si quieres con un sí rotundo reencontrarte contigo misma y hablarte con una voz diferente y más amorosa, no dudes ni un poquito que voy a estar allí para ayudarte en tu camino.

Llegó tu momento de brillar, no pases las luces de largo.

Un besito

Guardar

Guardar

2017-04-01T17:18:52+00:00

2 Comentarios

  1. Lisbeth 9 septiembre, 2016 en 12:39 am - Responder

    Me encanta que utilizas un lenguaje sencillo facil de entender, y anecdotas que a cualquiera de nosotras nos puede pasar.

    • accesorios_ajidulce 19 septiembre, 2016 en 2:49 am - Responder

      Es una historia contada desde una mujer real,para mujeres reales.

      Te mando muchos besos

Deje su comentario