La inspiración para lograr tu propio estilo navideño, está dentro de ti

 

Tuve una idea espectacular en la primera semana de este mes de diciembre, especialmente para estas fechas en las que nos volvemos un ocho con la ropa que debemos lucir para las fiestas de fin de año y cuanto evento se nos aparece por ahí.

 

Me llegó como de repente y lo mejor de todo, es que mis cómplices en todo esto, de inmediato, al invitarlas, dijeron un SÍ rotundo

 

La cuestión del estilo y qué elegir para cualquier tipo de evento, sólo puede descubrirse cuando estás en una completa sintonía contigo misma y sabiendo qué ir a buscar a las tiendas, con la confianza de que no estarás copiándote de nadie más, que llevarás las herramientas que necesitas, sabiendo tus mejores colores, gustos y que por supuesto, no olvides que vas a vestirte tomando en cuenta tus emociones, tu personalidad y también tu talla y tipo de figura.

En resumen: Todo lo que tú eres, ni más ni menos.

Nada pasa desapercibido en cuestión de estilo

Tu personalidad es lo primero y también el mensaje que deseas comunicar con tu apariencia. Sea adonde sea que te lleve el destino navideño este año.

Y qué mejor que tengas de dónde ¨agarrar¨ ánimo y entusiasmo para ir por tu mejor vestido que leyendo las historia navideñas de mis invitadas del mes.

 

¡Que comiencen las historias!

 

¡Sí! estoy muy emocionada en presentarte la primera, porque ella preparó un delicioso escrito donde sus raíces e historia personal con la moda y el estilo son los protagonistas.

A Jennifer Barreto_Leyva la conocí a través de su sonrisa en una de las fotos de las muchas que hay por ahí en la red.

Lo que no conocía era todo lo que estaba detrás de esa monumental belleza y es porque su trabajo como modelo curvy, periodista y editora de la Revista Belleza XL (entre tantas cosas que hace como embajadora del movimiento ¨body positive¨) es impresionante.

Te juro que de sólo ver el extraordinario papel que esta venezolana ha estado haciendo todos estos años, como pionera en Latinoamérica, me llena de orgullo y alegría, porque estoy segura que esas semillas no serán en vano.

 

El mundo de la mujer de talla grande es inmenso (y eso es algo que ya tenía que pasar)

 

Jennifer  y yo lo sabemos y por eso estamos en este mundo. Con nuestros kilos extras y un gran compromiso con el mensaje que estamos llevando, estoy segura que las que nos siguen de cerca van a inspirarse e inspirar a otras.

¡Brindemos por ello, guapa!

Por lo pronto, te dejo con su bella historia navideña de estilo.

 

 

 

El sello propio que tiene mi Navidad

 

Diciembre es un mes muy significativo para mí, celebro mi cumpleaños, Navidad y Hanukkah, dos partes importantes de mis raíces que decidí abrazar con respeto y orgullo desde muy pequeña.

Este es un mes lleno de muchísimos compromisos sociales, y la oportunidad perfecta para lucir todos esos outfits que vestidos en otras temporadas probablemente no sea lo más adecuado.

En lo personal confieso que me encanta, soy la típica lectora de la Revista ¡Hola! que disfruta de la realeza y el buen vivir, esta época no es perfecta, sino lo que le sigue.

Esta temporada, como todas las otras del año, está tremendamente influenciada por mi madre, mi gran mentora y guía en el mundo de la moda. A través de ella me enamoré de este mundo, al que le he dedicado mi vida entera.

Mi año en términos de moda se dividía en dos grandes temporadas: el mes de los “fashion weeks” y diciembre. Me deleitaba aprendiendo de cortes, patronaje, telas, técnicas. Tertulias interesantísimas donde aprendí las bases de lo que hoy sé.

Cada Navidad y Año Nuevo mis outfits eran cuidadosamente escogidos, pero eso sí, con su respectiva explicación del porqué de las tendencias en colores, estampados, tipos de telas, aplicaciones y todo lo del caso. Cada temporada del año tiene sus colores, accesorios, telas y momentos.

Mi madre a la fecha creo que no se imagina el gran amor por la moda que inculcó en mí. Yo disfrutaba tanto o más quizá las explicaciones.

En lugar de jugar con muñecas que de paso no me representaban como niña y futura mujer, yo prefería preguntar y preguntar sobre cada outfit mío o de mamá, fijarme en los detalles, apreciar el trabajo manual, la ciencia de la moda tan normalmente desestimada.

Ahora de adulta, un poco más asentada esa ilusión, sigo disfrutando de esta época como cuando era niña, de cada compromiso social, de cada reunión. Hablando en términos de moda, lo que muchos, muchísimos no se imaginan es lo tremendamente importante y decisivo que es y será el buen vestir y la imagen que uno dé, sobre todo la primera vez.

 

El tiempo mejor invertido es en el de la imagen personal

 

Cuando alguien me busca para asesoría de moda, lo primero que le pregunto es “¿Qué mensaje quieres transmitir con tu presencia el día de hoy?” y eso debes preguntarte al comenzar a escoger tu outfit cada día, sumado a qué tipo de situación es, código de vestimenta del caso, etc.

Lejos de usarlo como algo en negativo y resolverlo con un “me visto como quiero y uso lo que quiero” invito a que lo usemos como una herramienta divertida, para conocernos, saber que nos queda mejor, valorar el tema de la presentación personal, y pasar un agradable momento dedicado a nosotros mismos en el ínterin. Disfrutarlo, sin resentimientos…

 

Saca tus prendas de terciopelo, aplicaciones de lentejuelas, broches con pedrería, y que tu bijouterie sea la gran protagonista en estas fiestas

 

Tienes la oportunidad perfecta literalmente para brillar y destacarte, entonces aprovéchala y sácale el máximo a cada outfit.
El estilo habla de quien eres, cuanto te valoras, cuanto respetas a los demás que te rodean, tus gustos y tu estilo de vida. Para dar una buena primera impresión, solo se tiene una vez ¡No la desaproveches!
Disfruta tu closet, tengas la talla que tengas, los 365 días del año.

 

¡Felices fiestas!

Jennifer

Un poco de ella:

 

Jennifer Barreto-Leyva es la primera modelo latina de tallas grandes del mundo. Primera hispana en el mundo activista de derechos humanos en favor de la diversidad de cuerpos y belleza. Venezolana. Abogada y Periodista especializada en el área de Discriminación Aspectista. Se ha dedicado desde 1.997 a la incansable lucha de demostrar que ser de talla grande y no tener el riguroso 90-60-90 no es una limitante para ser una mujer bella y exitosa.

 


 

Querida mía, espero lo hayas disfrutado tanto como yo. No tiene ningún desperdicio este precioso artículo.

Te espero en la próxima entrega con otra historia de una mujer que me ha inspirado a mí a continuar con mi camino como asesora de imagen de mujeres de talla grande.

Un besito

 

2017-12-07T10:59:02+00:00

Deje su comentario