Vibra con tus colores y emociona con ellos

Conectando tu mejor color a tu voz interior

En mis dulces dieciséis fui seleccionada, ¨Sin querer queriendo¨ en una agrupación coral importante de mi ciudad. No me lo esperaba, la verdad, porque vivía en un mundo paralelo lleno de dibujos, poemas y colores que yo misma me fabriqué, para soportar aquellos años de plena búsqueda existencial, donde no era precisamente la reina del baile.

Aquello me encantaba, no sólo se aprendía a cantar, sino a actuar en obras que eran para niños. No me consideraba actriz, para nada, mi timidez no alcanzaba para tanto francamente.

Lo que sí estuvo bueno, fue pertenecer a este mundo artístico y disfrutar sobretodo del canto,  porque cuando lo hacía, en aquel momento vibraba con el color de mi voz en todos los sentidos.

Yo era soprano, aunque deseaba ser contralto, pero no se puede desafiar al color que viene marcado, como una huella digital, en el tono que se asoma desde tu corazón hacia la garganta. Te puedo decir que hasta el día de hoy cantar es para mí una especie de regalo divino, una forma de salir de la rutina y dejar mis emociones danzando con el viento.

Lo mismo pasa con todo nuestro ser cuando canta todo aquello que nos toca el alma y cuando nos vestimos, es una voz secreta la que va diciendo lo que eres, lo que te conforma, toda tu personalidad brota como cuando escuchas tu canción favorita y no te puedes detener.

Los colores están en todos lados

Mucho tiempo después, descubrí que la voz tiene color. En cromoterapia se trabaja con ellos para equilibrar emociones, los chacras están ordenados por colores, tus rasgos según tu genética, tú misma vienes a colores y eso nadie te lo quita, eres la portada de un libro que acaba de salir de la imprenta y viene con ilustraciones a todo color.

La verdad es que, en un universo tan colorido y especial, puedes elegir pasarte la vida vistiendo con grises, sin embargo, siempre es mejor vestirse con los colores que traes por dentro.

La facilidad que nos dan los tonos neutros, es porque son más sencillos y de alguna manera sentimos que nos dan identidad. Aunque yo no me cansaré de decirte que vinimos a ser multicolores, porque tan grande como el espectro, es también tu personalidad que vas cambiando y modificando (Espero que para bien) y lo que ayer era una piedra en el zapato, hoy simplemente es aquel escalón que subiste para ser más feliz.

La acción de elegir un color está diciendo más de ti de lo que piensas y eso puedes notarlo cuando tomas papel para ponerte a dibujar la obra de arte de tu vida. Los colores que traes en el alma van a salir más temprano que tarde y tal vez te catapulten a pensar que hay algo en ti que anda medio roto y necesita sanar.

 

corazon-amor-blog

Dime de qué color te vistes…

Y te diré de qué careces…o tienes en demasía, claro, todo dependiendo del cristal con que lo mires. Sin embargo, en este post quiero que veas en ti, como punto de reflexión, si hay algún descuido emocional que te haya llevado quizás por muchos años a ponerte tonos para pasar desapercibida, como queriendo borrarte.

La diferencia, querida mía, está en el hecho de reconocerlo y de hacerte la promesa de volver la mirada a esa parte tuya tan íntima, que está clamando por un poquito de atención desde hace años.

Que no te mires de soslayo y que en esa aceptación quepa la frase: Ya no soy la misma, lo reconozco y lo acepto, para volver a empezar de cero en la relación contigo misma y encontrar dentro de ti, esos colores vibrantes, amorosos, únicos y permanentes que nadie más que tú puede volver a traer a tu realidad.

Como el viejo truco del mago que saca pañuelos coloridos de su chistera, los tuyos, están esperando a que tú decidas volver a lucir ese brillo en la mirada y sonreírte frente al espejo con cara recién lavada y promesa de bienvenida de vuelta a mi vida.

Un paso a la vez

La prueba de reconocimiento a veces es dura, lo sé. Pero si no soy yo la que te dice que es tu momento para honrarte, ¿Cómo puedes ir construyendo un puente de esa que tú eres a aquella que quieres ser? Porque eso sí, puedes seguir quedándote con la pura fachada, aunque sería mil veces mejor que esa versión de ti, la dejáramos apagada y esta noche te vayas a bailar con tu mejor vestido rojo.

Comenzar poco a poco significa que no tienes porqué abrumarte. Tú empieza a experimentar sensaciones con los colores de uno en uno, si es que te cuestan los cambios.

Sin embargo, el sólo hecho de que lo pienses y además lo intentes, seleccionando una prenda en particular que te haga sentir única e inolvidable, te va a ayudar a que veas un abanico de posibilidades abierto para ti en cuanto a la elección de tu estilo personal.

Te digo algo más: Te lo mereces.

Busca el mejor escenario para estrenar el color de tu voz, cántanos con tu mejor versión acompañada de guitarra y cuéntame cómo te sientes experimentando con colores.

La idea es que comiences este maravilloso camino de reencuentro donde yo te estoy acompañando, no lo olvides.

Te espera una nueva vida rodeada de colores, sí que sí.

Guardar

Guardar

Guardar

2017-04-01T16:28:15+00:00

4 Comments

  1. Nazaret 8 septiembre, 2016 at 7:56 pm - Reply

    Wow Ale… tengo que decir que desde la primera palabra a la última me has tenido con al boca abierta…

    ¡Qué manera tan hermosa de expresarte! Madre mía, en serio aún tengo los pelos de punta.

    Además del don del canto, tienes el de la comunicación desde adentro mi niña. ¡Qué hermoso, de verdad!

    Gracias por compartir y conectar con quienes te leemos de esa manera 🙂

    Lindo, lindo artículo. Y, ahora, me suscribo.

    ¡Un abrazo!

    • accesorios_ajidulce 19 septiembre, 2016 at 2:51 am - Reply

      Ay gracias Nazaret, conozco de cerca tu talento y tu comentario para mí tiene mucha valía… Aparte de que me llena el corazón saber que lo que escribo te inspira a ti.

      Te mando un abrazo

  2. Chelena 8 septiembre, 2016 at 8:26 pm - Reply

    Que bella mi Ale, te recuerdo como si fuera ayer cantando mientras trabajábamos en nuestros proyectos de diseño… te quiero muuuuucho

    • accesorios_ajidulce 19 septiembre, 2016 at 2:50 am - Reply

      Momentos inolvidables mi Chele preciosa. Compartir contigo aquellos años y llenarlos de color, es algo que me acompañará toda la vida.

      Te mando todo mi cariño.

Leave A Comment