Cuando asumimos que el cuerpo no lo es todo para sentirte guapa

 

Para una mujer que luchó durante toda su vida contra la obesidad, llegar a escribir un artículo como éste,

viene siendo una especie de redención y de reconocer que, durante todos esos años de infelicidad corporal, tuve la bendición

de volverme tan fuerte, que la gordura, aunque formaba parte de mí,no me definía ni tampoco

me describía en su totalidad como mujer.

 

Claro que esta lucha me sacó lágrimas, pero me las sequé.

Me hizo sentir muchas veces fuera de nivel, pero a mis años, agarré mi carril.

Entendí que los que me conocían eran capaces de amarme más allá de mis kilates (Como les llamo yo en son de broma)

Y que la buena imagen se construye cuando te vas aceptando y acentuando, todos los atributos que tienes.

 

Si eres curvilínea me vas a entender más

 

Seguro a partir de ahora vas a poder visualizarte de manera diferente cuando busques a algún referente de la moda para espejearte.

Porque prefiero hablarte de mi experiencia de kilos demás por el mundo. De mujer XL anchi larga por dentro y por fuera,

que no escatimó en dietas y programas de ejercicio, para que al final se diera cuenta de que:

Más valía no luchar contra mí, sino de ponerme aquí junto y llegar a acuerdos, como se gestan en las buenas relaciones.

Sé lo que es sufrir por tener sobrepeso, poseer la talla ¨imperfecta¨ y por no encontrar ropa adecuada,

también sé lo que es no ¨encajar¨ en el standart de belleza de alguien o de algo más.

 

Claro, no voy a desconocer la lucha que llevan a cuestas las mujeres con talla chica, porque si te pones a ver,

es lo mismo que nos pasa a las gordas.

Aunque si te soy franca, siempre creí erróneamente que las flacas eran felices y las que comen sin engordar lo son más.

 

Algo está pasando en el mundo con las tallas, una revolución de bellezas reales formidable

 

Desde hace rato sabes que soy fiel seguidora de las campañas en pro de romper estereotipos de belleza

y de encontrar en la imagen real, una mejor forma de amarse y de aceptarse así mismas.

 

Soy feliz de ver ese meneo curvilíneo y además, las admiro profundamente cuando son capaces de retratarse en grupo,

solas o desnudas, mostrando todo lo que son sin tapujos.

 

No creo en lo que comentan algunos detractores cuando dicen que este  ¨despertar¨ fomenta la proliferación

de la obesidad y la mala alimentación,   por el contrario, considero que se trata es más bien de enseñarles

a las nuevas generaciones que así como eres estás bien,  que puedes mejorar si así lo deseas,

pero que si no, no tienes porqué ponerte en guerra contigo para parecerte a alguien más.

 

Basta de querer ser como la Barbie y hacerte mil cirugías para llegar a tu cometido o

meterte al reto de tener la cintura del ancho de una hoja carta.

 

Tienes que ser como eres tú para que los demás descubran en ti qué es lo que está más allá de ese cuerpo y sus pieles.

 

Somos nosotras las que podemos cambiarle el sentido que ha tenido la industria de la moda,

tratando de meterte en un probador de ropa con espejos que reflejan otras cosas que de distancian de la tú real.

 

La clave es buscar inspiración en mujeres con cuerpos, tallas y hasta gustos afines a ti

 

Me he dado cuenta últimamente, es que me pasé mucho tiempo idealizando mi imagen a partir de la de una persona que para nada se parecía a mí.

 

Te hablo de mujeres que están todo el tiempo a mi lado con las que me comparaba: Compañeras de trabajo, amigas, familiares y hasta mis vecinas.

 

Claro que la que salía mal parada era yo, pues mi mente me hacía la jugarreta de hacerme creer que ellas estaban bien y yo no.

El resultado fue volverme cada día más exigente conmigo misma, buscando valoración externa todo el tiempo.

 

Así que el día que me di cuenta que mi verdadero cambio personal estaba en elegir según esos acuerdos conmigo, desde donde

podía evitar el enjuiciarme o compararme con otras, me llevó a liberarme de un montón de dolor que traía a cuestas.

 

La idealización de la imagen también está en el exterior

 

La cuestión de la moda, las modelos y actrices que constantemente vemos en el bombardeo de los medios,

también te pueden llegar a poner en la situación de idealizar tu propia imagen, colocándote una pesa enorme en el cuello.

 

Te digo, no está mal admirar el estilo o la apariencia de alguien de la televisión,

sin embargo ¿Te has fijado que la mayoría de las veces, no eres para nada parecida a alguna de ellas?

tu historia de vida, tu entorno y hasta tus gustos, para nada son similares a los de esa persona,

más cuando la idealizamos, llegamos al punto de querer ser como ellas.

 

¿Por qué no piensas más bien en buscar a otras, un poco más parecidas a ti que te inspiren todos los días?

 

¡Es lo que yo hago!

 

Así que cuando tengo unos días desanimada, en los que no me provoca ni peinarme,

ver a estas musas, me vuelve a conectar conmigo y a entender que así como soy,

tengo mi lugar en le mundo, único y especial, diferente al de otra persona y así soy amada.

 

Las cinco mujeres que sigo y me muestran que la belleza sí puede venir en talla extra

 

Porque yo soy extra large, claro, necesitaba encontrar a quién seguir que por lo menos tuviera ese precioso detalle a cuestas.

Eso sin duda me hizo sentir que sí se puede catapultar este otro tipo de belleza, pero además, entender, que tener curvas en demasía y exhuberancia femenina desbordante, son los impulsores cotidianos de estas mujeres se atreven todos los días a mostrarse, sin importarles lo que piensen los demás.

 

Ellas son el nuevo modelo de belleza, para quien nunca pensó que quizás sus kilos

demás podían potenciarse y que también enseñar que ser diferente es bueno.

 

Ahora bien, aquí sólo decidí mencionar a cinco hermosas mujeres, aunque hay mucho más y espero pronto poder escribir sobre aquellas que se manifiestan en pro del cambio y de romper esas cadenas de la talla.

Me gustan, porque están meneando la cadera al ritmo que el son de la vida le toca,

diciéndonos a todas que somos bellas tengamos la talla o el cuerpo que tengamos.

 

Si te inspiran a ti también estas diosas y seguirlas, te comparto con gusto sus cuentas de instagram donde las puedes ver en todo su esplendor:

 

Fluvia Lacerda

  >>Instagram<<

 

Significó un enorme reto para ella convertirse en modelo plus size, hoy en día cuenta con más de 100 mil seguidores en instagram.

Nunca pensó ser famosa y admirada por tantas personas a través de un cuerpo

que no está dentro de los estereotipos ¨tradicionales¨

 

Christina Mendez

>>Instagram<<

 

Lleva bien puesta su misión y sabe muy bien lo sensuales que pueden ser unas buenas curvas.

A través de su profesión da consejos a  muchas mujeres de cómo aprender a potenciar la autoestima y no juzgarse frente al espejo.

 

Andrea Convers (Fat Pandora)

>>Instagram<<

Esta chica colombiana es Editora Digital de Moda, y ha sido desde hace rato una influencia positiva

para toda mujer que guste vestirse con las tendencias sin importar su talla,

además de ser super simpática, no deja de mostrarse al mundo tal y como ella es.

 

 

 

Ashley Graham

>>Instagram<<

Cuando la vi por primera vez no me lo podía creer, ella es absolutamente hermosa y generosa con su cuerpo.

Otra de las grandes modelos de talla extra y quien tiene un fuerte protagonismo dentro de la moda.

 

Alessandra García

>>Instagram<<

Se unió a la industria del modelaje para inspirar a otras  a celebrar sus diferencias…y vaya que lo está logrando.

 

¿Qué te parecieron?

¿Son realmente hermosas, no crees?

Espero hayas podido inspirarte en ellas como yo y entender las razones por las que amarnos más allá de la talla

es entender que lo mejor que podemos darnos hoy, es la entera satisfacción de reconocernos como únicas y especiales.

Los estereotipos van y vienen, la moda también, pero lo que eres,

jamás podrá irse de ti si lo mantienes siempre encendido como una llama.

 

Sabes que deseo ser para ti también una influencia positiva y que encamines tu vida hacia

ese cambio de imagen que quieres dar desde el amor.

 

Antes de irme te comparto mi cuenta de

>>Instagram<<

aquí podrás conocerme un poco más y de los colores que rodean mi vida cotidiana.

 

 

Te mando un besito

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2017-05-18T15:30:29+00:00

2 Comentarios

  1. Alexandra Dacier 25 mayo, 2017 en 1:26 pm - Responder

    Excelente historia y gracias por dejar una parte de tu historia. Las mujeres de talla grande se están haciendo más visible en nuestro tiempo y eso es algo visible. Me encantó descubrir tu historia y más estas mujeres que refuerzan tus creencias de las que citas solo conocía a la que es de Colombia.
    Saludos.

    • Aleja Marín 28 junio, 2017 en 3:56 pm - Responder

      Alexandra

      Muchas gracias por tu comentario.
      Es verdad que las mujeres de talla grande, hoy más que nunca tenemos la oportunidad de retomarnos y querernos un poco más que antes, sin intentar cambiar por fuera lo que simplemente nos distingue de las demás.

      Para mí estas modelos sí son referentes porque han superado esas barreras.

      Me alegra saber que pudiste descubrir a otras gracias a mi artículo.

      Un abrazo

Deje su comentario